BAD COMPANY – Bad Company (1974)

Cuando era pequeño, mi madre me decía que no me juntara con malas compañías. Por suerte no le hice caso, y gracias a ello descubrí Bad Company, grupo que me haría pasar muy buenos ratos.

Corría el año 1973 y componentes de Free, Mott The Hoople y King Crimson estaban dispuestos a crear un innovador proyecto que arrasara. Y el éxito no se hizo esperar gracias, por una parte, a la innegable calidad de sus músicos y, por otra, al savoir faire del gran (en todos los sentidos) Peter Grant, quien condujera a Led Zeppelin al Olimpo de los dioses del Rock y que estaba dispuesto a hacer lo mismo con Bad Company.

Cuando su álbum homónimo ve la luz, Bad Company se consagran como una de las grandes superbandas de los ’70, alcanzando éxito internacional y reventando las listas de éxitos con dos sencillos: Can’t Get Enough y Movin’ On.

Su estilo es Hard Rock clásico, espolvoreado con una pizca de AOR bastante sano que aún no contaminaba la música como lo haría más tarde. La increíble voz de Paul Rodgers (ex-cantante de Free y futuro cantante de proyectos como The Firm, amén de ese insulto llamado Queen + Paul Rodgers) predomina sobre melodías sencillas ejecutadas de forma magistral por Mick Ralphs (ex-guitarrista y fundador de Mott The Hoople), Boz Burrell (ex-bajista de King Crimson) y Simon Kirke (ex-batería de Free). ¿El resultado? Apoteósico.

I can’t get enough of Bad Company.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)

Anuncios