HALL OF THE MOUNTAIN GRILL – Hawkwind (1974)

 

La calidad de este trabajo es indiscutible, la pasión que Hawkwind confiere a la música es asombrosa, y por supuesto el ambiente psicodélico es superlativo. Se atreven incluso a fusionar con un Punk muy sutil, y con polifonías más propias de Paganini que de un grupo de Rock. Muy acústico, muy melódico, muy psicodélico y, sin embargo, 100% Rock. Cabe decir que Hawkwind es la banda que verá a Lemmy Kilmister dar sus primeros pasos, y en este disco nos lo encontramos tocando el bajo y cantando, además de tocar las guitarras en la canción Lost Johnny.

Líricamente, poco que decir. Las letras parecen salidas de la mente de un asesino en serie en potencia, pero en muchos casos no están a la altura de la música. No obstante, Hawkwind es un grupo que trabaja más con lo musical, relegando la poesía a un segundo (o tercer) plano. Por lo tanto, no es de extrañar que podamos disfrutar de este disco relajados, tumbados, y sin echar de menos la voz humana.

Este álbum contribuye a alejarnos un poco más del mundo. Escuchadlo y, seguro, lo disfrutaréis.

Hasta pronto.

DESCARGAR DISCO (Megaupload)

Anuncios