ISLANDS – King Crimson (1971)

Podemos considerar que Islands es el “hermano pequeño” entre todos los enormes trabajos que forman parte de la primera etapa de King Crimson, pero sólo hay que prestarle un poquito de atención para darnos cuenta de que esta consideración es fruto de un prejuicio sin fundamento alejado de la realidad. Islands es un discazo, se mire por donde se mire, estando a la altura de los anteriores ITWOP y Lizard.

Es un álbum más relajado y orquestal, carente del eclecticismo jazzístico que habíamos visto en sus anteriores trabajos, pero que mantiene ese toque de buen gusto, complejidad y calidad característico de Robert Fripp y Peter Sinfield.

Nunca está de más recordar que la calma y la moderación no siempre son malas.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

DISCIPLINE – King Crimson (1981)

Llegaron los años ’80, y con ellos el gran boom tecnológico en la música. En la mayoría de los casos, desgraciadamente, la electrónica pasaba a sustituir a la música propiamente dicha, pero en otros, como el que hoy nos ocupa, es la guinda de un pastel delicioso. Presentamos hoy Discipline, de King Crimson.

Después del hiato de siete años que siguió a Red, KC vuelven a la carga, y traen consigo nuevas armas. Lo primero reseñable es que, siendo un álbum de Rock Progresivo, ¡no tiene teclados! Esto es algo que casi puede resultar contradictorio, pero que estos genios consiguen sobradamente. Lo segundo es la inclusión de un segundo guitarrista, Adrian Belew, que además de ser un guitarrista prodigioso es un cantante magnífico. Lo tercero es la sustitución de John Wetton por Tony Levin al bajo, lo que supone también la introducción de un instrumento: el stick. Y, por último, pero no menos importante, Bill Bruford da rienda a suelta a su genialidad a través de un set de batería electrónico. Estaba claro que King Crimson volvían, aunque con un sonido distinto.

Por lo demás, como siempre, y en plena forma: composiciones majestuosas y una interpretación magistral por parte de una de las mejores bandas de Rock Progresivo de la historia.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

LIZARD – King Crimson (1970)

Estamos posiblemente ante el álbum más rudo y complicado de King Crimson. Después del fenomenal In The Wake Of Poseidon, el Rey Carmesí eleva el eclecticismo a la enésima potencia, haciendo de Lizard un álbum de Prog-Jazz poco accesible, aunque imprescindible para cualquier amante del Progresivo. Cuenta, además, con un buen elenco de músicos invitados, entre quienes destaca el siempre característico Jon Anderson, encargado de abrir la suite que cierra el disco y que da título al álbum.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

IN THE WAKE OF POSEIDON – King Crimson (1970)

In The Wake Of Poseidon es una buena continuación al magnífico debut In The Court Of The Crimson King. De hecho, ha sido criticado por ello, por pretender ser (según algunos) una imitación del primero. Sin embargo, ¿para qué cambiar, si con el trabajo anterior habían alcanzado la perfección?

No obstante, yo no creo que sea así. Sí es verdad que recuerda a su debut en determinados pasajes, pero también se aprecia una clara dirección hacia lo que sería King Crimson más adelante, una vez asentado su estilo.

En cualquier caso, el Rey Carmesí ha vuelto a triunfar.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

LARKS’ TONGUES IN ASPIC – King Crimson (1973)

Larks’ Tongues In Aspic es uno de los discos más imprescindibles de King Crimson por lo que supone para su sonido. Partiendo de que es ahora cuando Bill Bruford pasa de ser el batería de Yes a engrosar las filas de King Crimson (lo que supone, a mi juicio, un aumento en la calidad de la percusión), estos héroes del Rock Progresivo introducen también una instrumentación más rica y arriesgada, con lo que eso conlleva en lo que a complejidad compositiva se refiere. Aparecen por tanto otras atmósferas, otros sonidos, nuevos horizontes por explorar que van desde una música étnica y primitiva hasta melodías más pesadas cercanas al Heavy Metal.

Es complejo, grandioso, brutal… e imprescindible.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)

RED – King Crimson (1974)

Éste es el último álbum de la primera etapa de King Crimson. En mi opinión, Red es un hasta luego que deja un muy buen sabor de boca.

El Power Trio formado por Fripp, Wetton y Bruford (quien había abandonado Yes tras Close To The Edge, apareciendo con King Crimson en Larks’ Tongues In Aspic) nos sorprende con un sonido mucho más duro, pero sin dejar de recordarnos ni un momento por qué son una de las mejores bandas de Rock Progresivo de la historia. Red consta de cinco canciones complicadas, profundas, grandilocuentes, eclécticas, duras… y tremendamente buenas. Además cuentan con un buen elenco de músicos invitados como Ian McDonald, fundador de King Crimson y que por aquél entonces iba por libre hasta formar Foreigner en 1976, y David Cross, que aunque oficialmente había dejado la banda, aparece en Providence y en Starless.

No sería hasta la ominosa década de los ’80 cuando King Crimson reaparecen renovados, adulterados y, para mi gusto, contaminados.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)

IN THE COURT OF THE CRIMSON KING – King Crimson (1969)

El Rey Carmesí por fin hace su aparición, y nos trae como regalo el primer disco de Rock Progresivo de la historia: In The Court Of The Crimson King.

Me imagino que todos lo habréis escuchado, como también me imagino que a unos os habrá gustado mucho y a otros no os habrá gustado nada. Robert Fripp y los suyos nos abren las puertas a un mundo de suites larguísimas marcadas por la improvisación, subcanciones con título propio y mucha, mucha calidad.

King Crimson infieren a su música una atmósfera oscura, prescindiendo casi por completo de sonidos fuertes. Las letras de Peter Sinfield ayudan a crear este ambiente reflexivo y, de algún modo, tétrico.

Lo que más llama la atención a simple vista es su impresionante portada, que fue pintada por un programador informático llamado Barry Godber. Con este álbum podríamos decir que nace el arte de tapa.

Sólo una cosa que no me gusta: demasiado Jazz.

Os encantará.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)