VOYAGER – Mike Oldfield (1996)

Hete aquí el álbum más celta de Mike Oldfield. Voyager es un trabajo que evoca los paisajes más frescos, tranquilos y abiertos de esas naciones celtas que nos dejaron (y nos dejan) una gran cultura y una gran música.

Incluye un buen número de temas propios, unos cuantos tradicionales y uno muy especial, que es The Song Of The Sun, una adaptación del magnífico O Son Do Ar de nuestros Luar Na Lubre.

Que lo disfrutéis.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

TUBULAR BELLS II – Mike Oldfield (1992)

Después de que Mike Oldfield gritara a los cuatro vientos que el cielo estaba abierto en uno de sus trabajos más mediocres (pero que sirvió para zanjar su contrato con Virgin Records), este prodigioso músico todavía iba a asestar otro golpe a Richard Branson y a sus secuaces grabando con otra compañía (WEA Records) lo que llevaban años pidiéndole: Tubular Bells II.

El album fue, como era de esperar, un éxito. La estructura instrumental, las melodías y el grueso de la composición (este vez dividida en 14 cortes individuales) seguían la misma línea que aquél maravilloso debut que lanzaría a Mike Oldfield a la cumbre de la música sinfónica y experimental 19 años atrás, pero precisamente de eso se trataba. El nombre del álbum y la portada confirmaban que se trataba de una secuela, de una continuación ahora más madura e innovadora, con nuevos medios y una tecnología que había sido desarrollada en su mayor parte en la anterior década de los ’80.

No obstante, no es justo decir que es simplemente una actualización del Tubular Bells. En Tubular Bells II encontramos nuevos pasajes, nuevas atmósferas y, en definitiva, un trabajo totalmente nuevo que conserva esa raíz necesaria para que el disco pudiera tener el honor de llamarse Tubular Bells II.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

MUSIC OF THE SPHERES – Mike Oldfield (2007)

Después de dos largas décadas de altibajos y tropiezos en la trayectoria de Mike Oldfield, el prodigioso músico británico decide despedirse (espero que temporalmente) con Music Of The Spheres, un grandioso álbum que nos devuelve a sus más complejas raíces de suites largas e instrumentales. Al igual que Tubular Bells, Hergest Ridge y Ommadawn, Music Of The Spheres es un álbum con dos temas de unos 20 minutos (subdivididos, eso sí, en siete cortes cada uno). Mike Oldfield recupera sus peculiares y características atmósferas, dejando a un lado los sintetizadores para apoyarse por completo en una orquesta sinfónica que otorga a esta obra una grandiosidad casi inusitada. El resultado es un New Age sinfónico de un gusto exquisito.

Incluye, además, un corte cantado: On My Heart, del que os dejo vídeo para que juzguéis por vosotros mismos.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

DISCOVERY – Mike Oldfield (1984)

La verdad es que, a pesar de la lacra que supuso la década de los ’80 para la música (y sobre todo para esa música tan erudita, elaborada y perfeccionista que Mike Oldfield cultivaba) da gusto escuchar Discovery. Es un álbum claramente orientado hacia un Pop más facilón y digerible, dado que los bolsillos de Virgin Records habían reventado literalmente debido a la colosal cantidad de dinero que Moonlight Shadow había generado un año antes. Esto, como es obvio, gustó al sello, que presionó al bueno de Mike para volver a hacer algo similar (algo que, como ya hemos comentando, fue aumentando progresivamente el hinchazón de huevos del músico británico).

Así nace este álbum, repleto de canciones sencillas pero sin dejar de lado la particular firma de Mike Oldfield, lo que sin duda es garantía de calidad. Y lo hace con To France como tema principal, una bellísima canción basada en la vida de María Estuardo que habría de proporcionar nuevamente cuantiosos beneficios al músico y a la discográfica. El resto de temas siguen en la misma línea, con Maggie Reilly y Barry Palmer en calidad de vocalistas, Simon Phillips como percusionista y el propio Oldfield como el multi-instrumentista que siempre ha sido, esta vez apoyándose en los cada vez más recurrentes y complejos avances tecnológicos que surgían, y de los que abusaría de forma abrasiva posteriormente. Eso sí, aún nos deja aquí un buen tema instrumental de 12 minutos (The Lake) para cerrar el disco, para aquellos nostálgicos que se estaban volviendo un tanto escépticos con las nuevas tendencias del creador de Tubular Bells.

DESCARGAR DISCO (Megaupload)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

QE2 – Mike Oldfield (1980)

Superada ya la primera época de genialidad creativa de Mike Oldfield, los nuevos trabajos del músico británico a partir de la década de los ’80 traerían interesantes novedades. QE2 abre una nueva etapa en su carrera.

Siguiendo la misma línea que Platinum (álbum que podemos considerar como “puente” entre dos etapas compositivas), QE2 trabaja sobre todo la instrumentalidad en temas cortos, amenos y diferenciados (atrás quedaban la grandilocuencia y la complejidad de trabajos como Ommadawn o Incantations). Las voces aún son un mero acompañamiento a una música con todo el sello de calidad de Mike Oldfield y adaptada a las nuevas tecnologías que garantizaban un sinfín de posibilidades. Aquí es donde el bueno de Mike comienza a abrirse a más músicos, dejando colaborar a un buen número de artistas entre los que se encuentra nada más y nada menos que Phil Collins, tocando la batería en Taurus I y en Sheba.

Es el comienzo de la saga Taurus (llamada así simplemente porque Tauro es el signo zodiacal de Mike Oldfield), una exitosa trilogía que encuentra en QE2 sus 10 primeros minutos. También encontramos aquí un par de versiones: Arrival, de los suecos ABBA; y Wonderful Land, de The Shadows. En mi opinión, las versiones superan a las originales. Y también hay que mencionar que es aquí donde aparece por primera vez la angelical voz de Maggie Reilly colaborando con el señor Oldfield, la voz que más tarde sería protagonista en los míticos temas Moonlight Shadow y To France. Por último, y para cerrar el disco, Mike dedica un precioso tema a su hija Molly.

Toda una belleza de álbum.

DESCARGAR DISCO (Rapidshare)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

PLATINUM – Mike Oldfield (1979)

Platinum rompe con el esquema anterior en las obras de Mike Oldfield, marcado por suites largas e instrumentales que se alargaban hasta el final del disco. A partir de ahora habrá una pieza larga dirigiendo la obra, complementada con temas más cortos.

El este álbum, Oldfield ya comienza a experimentar con sonidos más electrónicos y efectos de distorsión, anticipándose a la década de los ’80, terriblemente marcada por el abuso de tales técnicas. Sin embargo los utiliza de una forma sana, únicamente como meros acompañamientos, mientras la música (la de verdad) sigue teniendo ese particular sello que sólo Mike Oldfield era capaz de imprimir.

La suite que dirige la obra es una pieza de casi 20 minutos con un alto componente progresivo dividida en cuatro partes (una de las cuales es un trozo adaptado de North Star de Philip Glass). El resto de canciones también tienen su historia: La canción Woodhenge fue sustituida en la versión norteamericana del álbum (llamada Airborn) por el tema Guilty (single incluído en el anterior álbum en directo Exposed); Sally, que aparece en la contraportada como el tema 3, no aparece realmente en el disco, sino que es sustituida por el tema Into Wonderland. Sally es una cancioncilla un tanto inocente dedicada a Sally Cooper, novia de Oldfield por aquél entonces, y sólo aparece en las primeras ediciones del LP (fue sacada posteriormente por Richard Branson, y sustituida por el tema arriba mencionado); Punkadiddle es el particular insulto de Mike Oldfield hacia la música Punk, y cuando la tocaba en directo, los músicos se quedaban desnudos de cintura para arriba; y I Got Rythm es una versión de un tema de George e Ira Gershwin.

En su conjunto, todo el disco es muy interesante, lleno de cambios, de riqueza melódica y, como siempre tratándose de Oldfield, de una calidad difícilmente igualable.

DESCARGAR DISCO (Rapidshare)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

FIVE MILES OUT – Mike Oldfield (1982)

Al igual que Crises, Five Miles Out pertenece a un período de interludio en el que Mike Oldfield combinaba largas suites con canciones más pegadizas y facilonas. Pertenece también a la saga Taurus (éste es el segundo), y en general sigue, a grandes rasgos, la misma línea que seguiría Crises un año después.

En este trabajo nos encontramos con Taurus II dirigiendo la obra, aunque en la cara B también tenemos Orabidoo que, aun siendo más corta (relativamente, pues dura 13 minutazos), es también muy compleja. Nos queda una bellísima melodía instrumental llamada Mount Teidi y dos canciones Pop que son Five Miles Out y Family Man, ambas muy buenas a pesar de haber sido incluidas para no hacerle el feo a la discográfica. Ha sido tan alabado como denostado por la crítica, aunque Oldfield supo en todo momento responder a las presiones con entereza y, cuando era necesario, con mala leche. Cuando se le preguntó en el New Musical Express por su “odio a los animales”, él contestó: “Posiblemente odie su decrépito periódico más que nada en este mundo“. Bravo.

Cabe decir que este álbum ha sido inspirado por un accidente de aviación que había sufrido Mike en 1980. Su afición por este pasatiempo llevó al músico a pilotar su Piper Navajo bimotor sobre los Pirineos donde, afortunadamente, Mike Oldfield sólo se llevó un susto.

Precioso disco.

DESCARGAR DISCO (Rapidshare)
PASSWORD: http://www.softarchive.net
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)