P-U-L-S-E – Pink Floyd (1995)

Pink Floyd en vivo y en directo. ¿Qué se puede esperar? Lo que todos estáis pensando: una interpretación magnífica de temas que ya eran clásicos, la soberbia captación sonora de lo que siempre será un hito histórico y la certeza de que, una vez dentro de P-U-L-S-E, ya nada será igual.

Se trata de un trabajo que recopila temas grabados en directo durante su última gira “The Division Bell Tour”. De hecho, los temas que corresponden a este álbum tienen mucha más fuerza aquí, impregnándose de toda esa pompa que siempre ha caracterizado a Pink Floyd. El CD2 incluye una versión completa en vivo de Dark Side Of The Moon, demostrando que aún en los ’90 seguían siendo la mejor banda sobre la faz de la Tierra. Amén de todo esto, no pueden faltar clásicos como Wish You Were Here o Another Brick In The Wall, que hacen de este un trabajo formidablemente completo.

Os quedaréis sin p-u-l-s-o.

DESCARGAR DISCO CD1 (Mediafire)
DESCARGAR DISCO CD2 (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

THE FINAL CUT – Pink Floyd (1983)


El último arrebato de genialidad de Roger Waters al frente de Pink Floyd es éste The Final Cut, un álbum que bien puede ser considerado el disco número 3 de The Wall. Waters continúa aquí su denuncia antibelicista, esta vez en el marco de la Guerra de las Malvinas, que veía como una traición a los valores que habían llevado a Inglaterra a tomar parte en la II Guerra Mundial (en la que su padre había muerto). El ideal de posguerra, que buscaba un mundo más pacífico después de la victoria, quedaba definitivamente truncado por Margaret Thatcher (a quien Waters se refiere como Maggie en este álbum).

El protagonista de esta Ópera Rock es un veterano de la II Guerra Mundial que se convierte en profesor. Perturbado y atormentado por los recuerdos de su propia experiencia, se comporta de forma despótica con los alumnos. Nótese que se trata del personaje del profesor que abusaba de Pink en The Wall. Al final, decide refugiarse en el alcohol para poder sobrellevar su desesperante existencia.

La cara B del disco (a partir de Get Your Filthy Hands Off My Desert) ya no forma parte de la historia conceptual en sí misma, sino que son una serie de temas sueltos cuyo nexo común es también la guerra. En ellos, Waters escupe sobre la nueva sociedad construida en torno a la ley del más fuerte, lamenta la suerte de los soldados en la guerra (quienes, al fin y al cabo, son víctimas de los poderosos, estén en el bando que estén), e incluso fantasea sobre cómo sería cargarse a Thatcher, Brézhnev, Reagan, Nixon… en The Fletcher Memorial Home, lo cual por cierto es bastante divertido.

Musicalmente, se trata de un álbum muy acorde a su temática: oscuro, triste y melancólico. El resultado es, para mi gusto (encontraréis para este trabajo opiniones de todo tipo), satisfactorio, ya que el cuidado que en él se puso fue minucioso: se grabó en ocho estudios diferentes, contratando a muchos músicos de sesión y a la National Philarmonic Orchestra.

Hay que decir que las relaciones entre Waters y el resto de la banda (especialmente Gilmour) eran en esta época muy tensas, llegando a veces a considerarse The Final Cut un álbum en solitario de Roger Waters bajo el nombre de Pink Floyd. Finalmente, tras este trabajo, Waters abandonaría la banda y pelearía para que el resto no pudiera tocar como Pink Floyd, ya que consideraba que el nombre era suyo de derecho, algo que los jueces desestimaron, pues era Gilmour quien figuraba como titular.

Habrá quien piense que es mediocre, pero para mí es imprescindible.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

OBSCURED BY CLOUDS – Pink Floyd (1972)

Tres años después de Music From The Film More, a Pink Floyd se les vuelve a encargar la grabación de la banda sonora de una película, esta vez la de El Valle de Barbet Schroeder. Este álbum, presentado como si se viera el sol a través de los árboles, es Obscured By Clouds.

En esta época, Pink Floyd ya no eran una simple banda que tocaba por placer sin que importara el dinero, sino que se habían convertido en hombres de familia que empezaban a tomarse su labor como un trabajo serio. Se estaban introduciendo de lleno en el negocio de la música, y esto se hace notar en sus composiciones: eran mucho más elaboradas, más “serias” y se servían de la experimentación en la grabación con el claro objetivo de mejorar en su trabajo a todos los niveles. Las letras comenzaban a profundizar en temas que tocaban de cerca a los miembros de la banda (Free Four será la primera canción que hable de la muerte del padre de Roger Waters), y también habrá sitio para la erudición componiendo canciones a partir de libros (Gilmour contribuye líricamente por última vez en quince años en Childhood’s End, un tema basado en el libro homónimo de Arthur C. Clarke).

En Obscured By Clouds hay sitio para el Blues, el Folk, el Rock… y todo lo que les evocara la película que tenían que ambientar. Este estilo sobrio y tan característico será sobre el que se apoyen para su posterior y apoteósico The Dark Side Of The Moon.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

UMMAGUMMA – Pink Floyd (1969)

Este álbum es una vuelta de tuerca más a ese personalísimo estilo de Pink Floyd. Escuchándolo, no pude evitar sorprenderme a causa del paralelismo que existe entre los términos “Pink Floyd” y “locura”, pues francamente parece salido de la mente brillante de un desquiciado mental.

Hay que tener en cuenta que Ummagumma (palabra que, en el argot de los estudiantes de la Universidad de Cambridge, significa “tener sexo”) es un disco doble, donde por un lado tenemos un trabajo en directo que recopila cuatro de sus mejores temas hasta la fecha e interpretados de forma magistral y, por otro, un álbum de estudio en el que cada componente aporta una suite diferente a nivel individual. Nos centraremos en éste último.

Comienza con el Sysyphus de Wright, una pieza dividida en cuatro partes en las que, como es natural, predominan los teclados. Acto seguido le toca el turno a Waters, quien nos deleita con una bellísima canción folk titulada Grantchester Meadows seguida de una de esas idas de olla tan maravillosas del compositor (y al loro con el título), Several Species Of Small Furry Animals Gathered Together In A Cave And Grooving With A Pict. Esta última es una exhibición musical sin instrumentos, en la que sólo se oyen voces. Narrow Way es la suite que aporta Gilmour, y que consta de tres partes en las que predominan el Blues, la psicodelia y el Rock Progresivo respectivamente (guitarras al poder). Y, por último y para cerrar el álbum, Mason nos obsequia con The Grand Vizier’s Garden Party, también dividida en tres partes y en la que predominan, sobre todo, los solos de batería.

A nivel global se trata de un álbum muy psicodélico y experimental, en el que Pink Floyd van jugando con diferentes recursos e introduciendo su particular sello de originalidad de maneras muy diversas. Es extremadamente ecléctico y complicado de escuchar, pero poco a poco va penetrando y se va convirtiendo en parte esencial de la discografía de la banda y de nuestra fonoteca. Garantizado.

DESCARGAR DISCO (Mediafire) parte 1
DESCARGAR DISCO (Mediafire) parte 2
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

SOUNDTRACK FROM THE FILM MORE – Pink Floyd (1969)

Pocas veces una banda sonora ha sonado tan genial. Lo que en principio era un encargo, acabó convirtiéndose en un álbum más de Pink Floyd, del que incluso interpretarían temas en directo. Y es que cualquier cosa que estos chicos hayan hecho es oro puro.

Soundtrack From The Film More se graba un año después de A Saucerful Of Secrets, y es el primer álbum de Pink Floyd en el que no aparece el bueno de Syd. La psicodelia desaparece casi por completo para dar paso a una experimentación más elaborada y a temas más instrumentales (al ser para una película pueden permitirse este tipo de licencias).

Eso sí, la película no la he visto.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

ATOM HEART MOTHER – Pink Floyd (1970)

Ya entrados en los ’70, Pink Floyd deciden dar un paso muy importante en su carrera: abandonar la psicodelia e imbuirse del espíritu sinfónico y progresivo que predominaría a lo largo de la década. Esta vaca tan simpática (Lulubelle III se llamaba), fotografiada por el inigualable Storm Thorgerson del estudio Hipgnosis, es la encargada de presentarnos a los nuevos Pink Floyd y de introducirnos en Atom Heart Mother.

La canción que da título al álbum es la gran suite. Se trata de una grandiosa obra orquestal en la que cada músico da lo mejor de sí mismo en todos los aspectos, y en la que el grupo en su conjunto brilla con luz propia. Otro tema curioso es Alan’s Psychedelic Breakfast, la suite encargada de poner el broche final en este magnífico álbum. Grabada en la cocina de Nick Mason, combina música instrumental con sonidos propios de un desayuno (cereales volcándose, huevos friéndose…). Completan el disco tres temas cortos más amenos, con letras que hablan del valor de la amistad (nueva referencia a Syd Barrett en If), el estilo de vida rockero…

El título del álbum tiene su historia (absurda, sí, pero quizá por esto la historia sea más interesante). Originalmente se iba a llamar The Amazing Pudding, pero era un título que no les convencía. Nick Mason encontró una noticia en el periódico sobre una mujer embarazada que había sido sometida a una operación de corazón, y tenía un marcapasos atómico. El título de la noticia era Atom Heart Mother.

Paradójicamente, Waters y Gilmour odian este trabajo, y yo no puedo evitar encontrarlo atractivo.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)

A SAUCERFUL OF SECRETS – Pink Floyd (1968)

Éste, el segundo trabajo de Pink Floyd, es un álbum de transición entre los primeros años de psicodelia (plasmados en The Piper At The Gates Of Dawn) y las posteriores obras, más complejas y elaboradas. Está marcado por la definitiva salida de Barrett a causa de su locura y presenta a una nueva promesa de la guitarra: David Gilmour. A Saucerful Of Secrets es, por tanto, el único disco de Pink Floyd en el que participan los cinco (Barrett, Waters, Gilmour, Wright y Mason), y está considerado como uno de los primeros discos de Rock Progresivo.

Poco me queda ya por añadir de esta genial banda. Únicamente quiero recomendar una atenta escucha (y lectura) de Jugband Blues, única composición de Barrett para este álbum que pretende ser una amarga despedida. Pero antes, hay que disfrutar del disco entero.

DESCARGAR DISCO (Mediafire)
COMPRAR DISCO EN PRICEMINISTER (Y ahórrate 7€)