TRIUMPH OR AGONY – Rhapsody (2006)

A causa de un problema de derechos de autor, el nombre de Rhapsody tuvo que cambiarse a Rhapsody Of Fire, y con ese nombre sacaron en 2006 Triumph Or Agony. No obstante, nos seguiremos refiriendo a ellos como Rhapsody, nombre con el que alcanzaron su merecida gloria dentro del Power Metal sinfónico.

Triumph Or Agony es la segunda entrega de The Dark Secret Saga. No supone ninguna innovación dentro del estilo de la banda, lo cual está muy bien siempre y cuando ya se haya alcanzado la prefección dentro de ese estilo. Y éste es el caso.

De nuevo, aunque con otro nombre, Rhapsody vuelven a triunfar.

Anuncios

SYMPHONY OF ENCHANTED LANDS II -THE DARK SECRET- – Rhapsody (2004)

A pocos os sorprenderá ya esta magnífica banda italiana de Power Metal sinfónico. Después de dar por finalizada la Emerald Sword Saga de una forma magistral con Power Of The Dragonflame, Rhapsody comienzan una nueva etapa, abriendo The Dark Secret Saga con este soberbio Symphony Of Enchanted Lands II -The Dark Secret-.

Nuevos personajes, nuevas historias, pero siempre con las mismas dosis de misticismo y fantasía que venían caracterizando su sonido hasta entonces. La base musical es rápida y contundente, y evidencia el indudable virtuosismo de los músicos con un inmejorable Power Metal. Los arreglos sinfónicos y orquestales son, como siempre, brillantes.

POWER OF THE DRAGONFLAME – Rhapsody (2002)

Rhapsody deciden acabar con la Emerald Sword Saga de una forma magistral con este Power Of The Dragonflame. Se trata de un álbum bastante más contundente de a lo que la banda italiana nos tenía acostumbrados, pero el componente sinfónico no desaparece ni se esconde en ningún momento. Es un final absolutamente maravilloso, perfecto. Como broche final, Rhapsody cierran el disco con Gargoyles, Angels Of Darkness, una suite de 19 minutos dividida en 3 partes digna de figurar como la gran obra del Power Metal Sinfónico-Progresivo.

Y no digo más.

RAIN OF A THOUSAND FLAMES – Rhapsody (2001)

El cuarto álbum (así lo considera la banda, a pesar de tener la duración de un EP) de Rhapsody supone un paréntesis en la Emerald Sword Saga para contar una historia anexa llamada The Gothic Saga. Rain Of A Thousand Flames contiene los mismos ingredientes de los anteriores álbumes: fantasías épicas, una cuidada orquestación y una calidad musical despampanante.

No os lo perdáis.

LEGENDARY TALES – Rhapsody (1997)

Aunque nos quedamos en Italia, dejamos un rato aparcado el Rock Progresivo para relajarnos con un poco de Power Metal sinfónico.

Éste es el debut de Rhapsody, y el primero de la Emerald Sword Saga (que consta nada menos que de cinco álbumes). Legendary Tales nos presenta al Guerrero del Hielo quien, yendo en busca de la Espada Esmeralda, viaja a la ciudad de Ancelot. La ciudad está debastada y sus habitantes muertos. Para más inri, la princesa Airin es secuestrada por las fuerzas de Akron, el Señor Oscuro, y se la llevan a la ciudad de Hargor. Como el Guerrero del Hielo no sabe esto, sigue con el plan inicial, que es viajar a Elnor y conseguir las Tres Llaves de la Sabiduría que abren el camino hacia la Espada Esmeralda. Para ello contará con la ayuda del príncipe Arwald y su armada, quienes escaparon a la tragedia de Ancelot. Como véis, se trata de una historia tolkieniana muy friki.

Sin embargo, la música que construye esta fantástica historia es de una calidad insuperable: unos maestros de la música como son Luca Turilli y Alex Staropoli asumen la tarea de fusionar la música clásica con el Heavy Metal, algo que consiguen de forma muy satisfactoria gracias a su formación musical y a su virtuosismo en los instrumentos (guitarra y teclados, respectivamente). El resto de músicos, como es natural, no se quedan atrás, demostrando que el Power Metal puede ser tan complejo y erudito como se quiera.

Abróchense los cinturones. Próxima parada: Elnor.

SYMPHONY OF ENCHANTED LANDS – Rhapsody (1998)

Segunda entrega de la Emerald Sword Saga, segundo álbum de Rhapsody, segundo gran éxito que les permitiría presentarse en el escenario principal del Wacken Open Air Festival.

Como ya habíamos visto en Dawn Of Victory, el estilo es Power Metal sinfónico, rellenado con historias de “dragones y mazmorras” que, para mayor originalidad, salen de sus imaginativas mentes. Son muchas las bandas que cultivan este género, pero mi admiración por este grupo se basa en una magistral y perfecta ejecución de tan complejas melodías y, por otra parte, en la complejidad de la historia en sí, que se prolonga durante cinco discos.

Symphony Of Enchanted Lands es un álbum que recomiendo a todo el mundo. Aunque no os atraiga el estilo, podéis disfrutar de su indiscutible calidad musical y de sus particulares homenajes a compositores clásicos. Todo ello a ritmo de un Heavy Metal muy rápido y épico. Reseñable es la suite que da título al álbum y lo cierra, una composición de 13 minutos de duración subdividida en cuatro partes claramente diferenciadas.

PD: Finalizado el período de votaciones en la encuesta ¿Cuál es la banda más imprescindible?, coloco aquí el ranking. Como os tirásteis casi todos a votar a Led Zeppelin y a Pink Floyd (ya me olía yo la tostada), voy a volver a hacer lo mismo pero mejor organizado. Las 16 bandas “jugarán” un campeonato dos a dos, en encuestas diferentes, con lo que saldrá una clasificación más equilibrada que si sólo se pudiera votar a un grupo. Esta semana, octavos de final.

Pink Floyd ——————————————————– 20 votos
Led Zeppelin ————————————————— 16 “
King Crimson —————————————————– 5 “
The Doors ————————————————————- 5 “
Yes ——————————————————————————— 5 “
Deep Purple ——————————————————- 4 “
AC/DC ————————————————————————– 3 “
Jethro Tull ——————————————————- 3 “
Queen ————————————————————————– 2 “
ELP ——————————————————————————- 1 “
Iron Maiden ——————————————————– 1 “
Mike Oldfield ————————————————– 1 “

Las bandas que no han obtenido votos (Kansas, Lynyrd Skynyrd, Rainbow, Supertramp y Uriah Heep) salen de esta nueva encuesta para dar paso a Creedence Clearwater Revival, Genesis, The Moody Blues y UFO.

DAWN OF VICTORY – Rhapsody (2000)

El Power Metal Sinfónico hace su aparición en este blog de la mano de los italianos Rhapsody (actualmente Rhapsody Of Fire), y del que para mí es su mejor disco: Dawn Of Victory.

La portada no llama a engaño: letras freaks de dragones y mazmorras, guerreros, mitología por un tubo y mucha fantasía. Lo original es que la historia la crean ellos mismos, y la prolongan a lo largo de varios discos. Este es el tercero, en el que el Guerrero De Hielo, después de haber conseguido la Espada De Esmeralda (en el anterior disco), se dirige con su ejército a enfrentarse a las hordas de Dargor, el Señor De Las Sombras. Frikismo puro, vaya.

Pero todo esto va acompañado de una música tan fantástica como la propia historia. Lleno de arreglos orquestales, sinfonías épicas y mucho, mucho Power Metal, es imposible no sorprenderse de la perfección musical y la indiscutible calidad de Rhapsody. Sus líderes, Luca Turilli y Alex Staropoli, saben muy bien lo que hacen. Su amplia formación musical se ve a simple vista, adaptando pasajes de las obras de Dvorak, Bach… a unas melodías contundentes, llenas de fuerza, e interpretadas con una ejecución magistral. La calidad de los músicos es impresionante: el virtuosismo de Luca Turilli a la guitarra, Alex Staropoli a los teclados, Fabio Lione a la voz… le da a este grupo un calificativo que difícilmente pueden tener los demás grupos de este estilo.

Hay que escucharlo.