TIME – Steeleye Span (1996)

Es curioso observar cómo las grandes bandas de los ’70 se dan cuenta en los ’90 de los terribles errores cometidos en los ’80. Es el caso, entre muchos otros, de Steeleye Span, quienes con este Time pretenden volver a sus gloriosos días con un resultado bastante satisfactorio.

Time nos devuelve a los Steeleye Span 0% comerciales que sus fans llevábamos tiempo echando de menos. La banda estaba por este entonces rebosante de ganas y energía y, como regalo, Gay Woods vuelve a engrosar sus filas 25 años después de su partida, después de aquél magnífico Hark! The Village Wait. El resultado es genial: gran protagonismo de canciones tradicionales; voz femenina predominante (y, aunque Woods volviera a la banda, sigue siendo la gran Maddy Prior la estrella principal) y mucha, mucha calidad.

HARK! THE VILLAGE WAIT – Steeleye Span (1970)

Aquí comienza la andadura de Steeleye Span, banda que se convertiría en una de las más representativas del Folk eléctrico. En Hark! The Village Wait el sonido todavía no es del todo eléctrico, o al menos predomina el Folk notablemente, pero aún así la muestra de calidad es indiscutible para un grupo (y estos sí que eran un grupo, que por aquel entonces vivían todos juntos en la misma casa) tan nuevo y con tan precarios medios a su alcance.

BELOW THE SALT – Steeleye Span (1972)

Con un sonido repleto de motivos medievales y un Folk-Rock electrificado, Steeleye Span nos presentan Below The Salt, un poderoso álbum heredero del sonido de Fairport Convention.

El título y la portada hacen referencia a la costumbre medieval de colocar sal en el centro de la mesa a la hora de comer, para separar a la familia de los criados.

Dos canciones, King Henry y Gaudete, son muy antiguas. La primera es una balada popular celta, a la que Steeleye Span añaden guitarras eléctricas. La segunda es un villancico a capella compuesto en el siglo XVI que la banda interpreta en su forma original. Además, la letra de Royal Forester data de 1293.

Por su originalidad y su calidad ha de ser un disco IMPRESCINDIBLE.

PARCEL OF ROGUES – Steeleye Span (1973)

Si tuviera que hablar de Steeleye Span, por lo menos tendría que pensarme la respuesta antes. Es una perfecta mixtura de Folk, Rock, Prog Rock, música electrónica… es, en definitiva, un grupo a parte, como lo pueden ser Led Zeppelin o Gentle Giant. Es una banda peculiar en la música y en su estilo (si es que puede ser definido).

Y si tuviera que hablar de Parcel Of Rogues, diría sin duda que es su mejor disco. Nace de un proyecto teatral del propio grupo, basado en una obra de Robert Louis Stevenson. En definitiva, el álbum tiene un tema que lo envuelve de principio a fin, y es el cambio, la tensión entre lo viejo y lo nuevo, situándose cronológicamente en la era de la industrialización capitalista y sus estragos en las condiciones laborales del proletariado.

Este es el mejor Steeleye Span, con una Maddy Prior a pleno rendimiento. No en vano después de lanzar este trabajo, Steeleye Span fueron los encargados de abrir conciertos para Jethro Tull (con quienes más tarde colaboraría Maddy).

Os sorprenderán.